El Real Decreto Ley 8/2011 del 1 de julio establece unas condiciones mínimas de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato que deben tener todos los edificios para ser habitables. Los edificios con más de 50 años de antigüedad destinados a uso residencial y situados en municipios de más de 25.000 habitantes deberán pasar, obligatoriamente, por una ITE que garantice su estado de conservación.

¿Qué es una ITE?

La Inspección Técnica de Edificios (ITE) es el examen técnico de la construcción de un inmueble que informa sobre su estado general de conservación, su certificación energética y el grado de accesibilidad.

El objetivo de esta inspección periódica es comprobar que la edificación cumple con los requisitos y condiciones mínimos para su uso. Mediante esta inspección también se determinan las obras y/o trabajos de conservación que se deben realizar en la propiedad para que pueda pasar la inspección.

La contratación y realización de las ITE es deber de los propietarios del edificio, normalmente en la comunidad de propietarios.  

Para realizar la ITE, la comunidad deben contactar con un equipo técnico homologado como el de Punto Obras que realice la inspección del inmueble, especifique los trabajos a realizar en caso de ser necesarios.

inspección técnica de edificios

En qué consiste una ITE, paso a paso

El técnico encargado de la inspección técnica se ocupa de evaluar, entre otras cosas:

  • el estado de las fachadas
  • el estado de los elementos interiores y exteriores de las fachadas
  • los cimientos del edificio
  • la estructura del inmueble
  • el estado de las cubiertas y azoteas
  • el estado de escaleras y ascensores
  • la red de saneamiento
  • la instalación eléctrica
  • el estado general del resto del inmueble

Una vez realizado el examen de cada elemento, el técnico elabora un informe el que indica si la inspección ha resultado favorable o no. En el caso de que sea favorable, no hay que realizar ninguna otra acción.

En caso de que no resulte favorable, el técnico especificará en su informe los motivos por el que el edificio no es apto para pasar la ITE y qué mejoras deben llevarse a cabo para cumplir con los requisitos mínimos de seguridad que establece la legislación.

Para realizar estas mejoras, la comunidad de propietarios deberá contratar al o los profesionales que acometan estas reformas.

Una vez realizadas dichas mejoras, el edifico tendrá que volver a someterse a la inspección para comprobar que, ahora sí, la propiedad cumple con la normativa.

Una vez pasada la primera ITE, los edificios volverán a ser examinados cada 10 años.


¿Necesitas pasar la ITE a tu edificio? Contacta con Punto Obras para realizar el examen técnico y cuenta con la garantía de verdaderos profesionales experimentados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies