El Real Decreto Legislativo 1/2013 por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social, recoge que los edificios de viviendas quedan obligados a realizar las obras necesarias antes del 4 de diciembre de 2017, para garantizar la accesibilidad a todas las personas con discapacidad física a todos los elementos comunes en las mismas condiciones que el resto de vecinos del edificio.

Esto puede conseguirse de muchas formas y gracias a varios elementos como rampas, ascensores o ayudas mecánicas o eléctricas en las escaleras. Hoy nos centraremos en una de las soluciones más demandadas en edificios antiguos: el ascensor.

Accesibilidad de edificios gracias al ascensor

La mayoría de las ciudades españolas tiene un número importante de edificios provinientes del boom inmobiliario de los años 80-90. Estos edificios se caracterizan por ser poco espaciosos y no contar con ascensor.

En su momento no era ningún problema en apariencia pero, con los años, los propietarios de estas viviendas han ido envejeciendo y ahora sí necesitan soluciones de accesibilidad.

Pero, si en el edificio hay tan poco espacio, ¿cómo colocamos un ascensor?

Soluciones de accesibilidad para edificios con poco espacio

Proponemos 4 soluciones de accesibilidad:

  • Ascensor en fachada del edificio. Colocamos el aparato elevador en la fachada del edificio. La estructura y el hueco del ascensor lo soportaría el edificio. Más o menos como si llevara una mochila pegada. Las puertas del ascensor en cada planta se alinean a los rellanos. En caso de ser necesario, se llevan a cabo rellanos compensados.
  • Ascensor en el patio de luces. Su colocación es bastante parecida a la que se haría en la fachada del edificio, solo que en este caso, se haría en el patio interior. Este tipo de ascensor lleva una estructura desde cuyo pasillo se accede a las viviendas. En este tipo de colocación es necesario que el edificio disponga de hueco suficiente y acceso a las viviendas, o posibilidad de crear dicho acceso. En la parte de arriba, el ascensor se cubre con una claraboya para evitar que se moje cuando llueva, poniendo una rejilla para que ventile.
  • Derribo de escalera. Si no existe hueco de escalera en el edificio, la solución podría ser realizar un recorte de escalera o su sustitución completa. Una vez que hemos instalado el ascensor, se vuelve a construir la escalera con las nuevas medidas.
  • Ascensor en el hueco de escalera. Si hay posibilidad, esta sería sin duda es la mejor solución. Si hiciera falta, se podría ganar espacio para la instalación del ascensor recortando la escalera. Dicho recorte dependería de la forma de los rellanos, y de si se debe instalar un doble o triple embarque; es decir, si el acceso al ascensor se realizaría por una puerta y la salida por otra o todo por la misma.

Ahorro energético gracias a la accesibilidad

En cuanto al ahorro energético, también hay que destacar que hay algunos ascensores que pueden reducir hasta un 85% el consumo de luz de la cabina. Además, bajar la potencia contratada o pasar de trifásica a monofásica, permitiría ademas de un gran ahorro, aumentar la seguridad. Esto es así porque en caso de corte de corriente, el ascensor podría realizar 80 viajes de forma autónoma gracias a un sistema de baterías donde se acumula la energía.


1 comentario

Smithe880 · 19 noviembre, 2016 a las 9:06 am

Very energetic blog, I enjoyed that a lot. Perhaps there is a part 2? fdcbaccebkfbbkfd

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies